La sal realza sabores pero el exceso también enfermedades

 

 

 

 

 

 

 

Sabemos que debemos tener cuidado con los excesos en todo y los alimentos no son la excepción, uno de ellos muy común en la mesa es la sal, este es necesario casi en todas las comidas, su función es: “realzar el sabor de los alimentos”, pero debemos cuidar la cantidad que ponemos de ésta en la comida, no sólo por evitar salarlo sino para mantener una buena salud.

75% de la sal que comemos es “invisible”; forma parte del contenido de varias salsas comerciales, dulces picositos, galletitas, pan o alimentos preparados. Aquí veremos la función de la sal y las afectaciones más comunes a la salud cuando nos excedemos en su consumo de manera regular.

Utilidad de la sal el cuerpo

La sal contribuye en la hidratación del cuerpo, ayuda a controlar la cantidad de agua en el organismo, permite que el sistema nervioso transmita impulsos al cerebro para la relajación muscular, además contribuye a regular el sueño y evitar el estrés.

Problemas más comunes en la salud

El exceso de sal está relacionado a la hipertensión arterial, haciendo que las arterias pierdan su elasticidad, dificultando el trabajo del corazón y los riñones.
La hipertensión arterial es una enfermedad crónica que comúnmente necesita de un tratamiento de por vida, además el exceso de sal está relacionado a la aparición de otros trastornos de salud mucho más graves, aquí algunos de ellos:
  1. Dificulta la función de los riñones al afectar el proceso natural de éstos de filtrar y depurar la sangre, además de que el exceso de sal predispone la formación de cálculos renales.
  2. Disminuye la cantidad de calcio: la sal es el factor más importante para eliminar el calcio en la orina, por lo cual entre mayor sea su ingesta de sal mayor es la cantidad de calcio que perdemos.
  3. Retención de líquidos. Afectación en el funcionamiento de los riñones, corazón e hígado y también genera edema e hinchazón de las piernas y los tobillos.
  4. Favorece algunos tipos de tumores, ya que en grandes cantidades resulta ser irritante erosionando el recubrimiento del estómago, ocasionando lesiones ulcerosas, infecciones y predisponiendo para presentar tumores gástricos.
  5. Dificulta la función del aparato respiratorio: el exceso de sal empeora los síntomas del asma.
  6. Favorece el sobrepeso y la obesidad, esto se debe a que el exceso de sal ocasiona sed y por consecuencia el aumento de bebidas refrescantes que por lo regular tiene altas cantidades de sal y calorías que desequilibran el balance calórico y favorecen a la obesidad.

El consumo moderado de sal, contribuye a un estilo de vida sano y una nutrición balanceada, le da sabor a los alimentos y hace que la cocina sea más rica, pues  la comida no sabría igual sin la sal.

Desafortunadamente podemos usarla en exceso en: los alimentos, botanas, dulces… ocasionando un mal funcionamiento de  algunos órganos de nuestro cuerpo, pero sin embargo, una buena dieta y uso moderado de sal siempre mejorarán nuestra nutrición. La alimentación balanceada y la cantidad de la sal es la clave para prevenir enfermedades.

 

Gobierno de España (2016). El consumo excesivo de sal y los problemas de salud derivados. Recuperado en abril 2017 de: http://www.plancuidatemas.aesan.msssi.gob.es/conocelasal/riesgo-por-exceso.htm


Dejar un comentario

Por favor tenga en cuenta que los comentarios deben ser aprobados antes de ser publicados